“El cartel atesora una calidad realmente suprema. Será una edición especial”

La 14ª edición del Festival Fuerteventura en Música repartirá de nuevo durante dos días en El Cotillo (La Oliva – Fuerteventura) acordes que invitan a la fiesta, a la celebración de un encuentro entre la música y la naturaleza. Como siempre, desde la organización se apuesta por la diversidad de estilos musicales: los que nos llegan de la vecina África, los que ofrece una mirada inquieta, atenta a los nuevos proyectos, las nuevas tendencias y los músicos emergentes; los que aportan los grupos locales. Fusión, reggae, swing, balkan music, hip hop… “Creo que será una edición especial, ya que su cartel atesora una calidad musical realmente suprema. Comprobaremos, además, como van creciendo los fieles al Festival, que ya encierra una pequeña marca reconocible”, asegura Juan Jiménez, consejero de Cultura del Cabildo de Fuerteventura, organizador del FEM.

Una de las máximas sobre las que se conforma cada año el FEM es la de sorprender al público cada año con artistas consolidados, pero también con la firme convicción de que hay mucho por descubrir, “el cartel sugiere la aglutinación de diversos estilos y culturas musicales que lo hacen sumamente atractivo y apetecible al paladar más exigente. Mucha gente se va a sorprender con la actuación de determinados grupos”, según Jiménez.

A pesar de la crisis económica que borró de un plumazo a muchos de los festivales que se realizaban en Canarias, el FEM está a punto de cumplir 15 años, consolidando su presencia sin faltas en el calendario cultural de las Islas. En estos últimos seis años ha sufrido los lógicos recortes económicos, dificultando la contratación de cabezas de cartel. Para Juan Jiménez, “el umbral de crecimiento del FEM está a la vista, pues, al margen de la diversificación de actividades diarias que complementan  a los conciertos nocturnos, poco más, sin descontar el fruto de la imaginación, se puede implementar. Creo que el reto primordial pasa por mantener e incrementar la calidad de los carteles”.

Pero, a pesar de los rigores económicos, el consejero insular de Cultura no cree que peligre su continuidad, “en absoluto, si bien es necesario cuidar todos los aspectos que permiten mantenerlo como un icono cultural y musical majorero. El FEM es nuestro festival, el festival de la isla y así debe seguir siendo, como un claro distintivo de lo que Fuerteventura es capaz de ofrecer al mundo”.

Con estas premisas, Jiménez apuesta por un modelo sostenible, “resulta razonable pensar en el sostenimiento de recursos para el crecimiento del festival, aunque llevo tiempo diciendo que quizás sería conveniente establecer un modelo fijo de formato artístico, siempre que se respete el espíritu primigenio, con una suerte de base de músicas del mundo con un aire independiente y hasta underground. Contar, o no, con cabezas de cartel de carácter planetario es una opción recurrible, como ha ocurrido con Calle 13 o Molotov, aunque la calidad no es un requisito necesariamente vinculado a ese criterio”.

Durante su presencia al frente del área de Cultura, ha ido creciendo año a año la presencia en el festival de bandas majoreras, aunque no sabría valorar si ayuda a su promoción, “creo que esa pregunta deberían responderla los grupos locales que han pasado por el FEM, pero teniendo en cuenta que el festival supone una plataforma de promoción, creo que sí les ayuda a seguir trabajando. Este es precisamente uno de nuestros objetivos: apoyar el talento local”.

En 2018 se cumplen 15 años del FEM (contando con las ediciones celebradas en sus dos denominaciones). Su intención es trabajar en una edición especial, “”esa es nuestra intención. Creo que habrá que aprovechar esa ocasión para rendirle un homenaje a Fuerteventura en Música”.

Para terminar, Juan Jiménez pide a los que este año visitarán el FEM que “se dejen imbuir por la magia del festival y por el embrujo de El Cotillo, que forman parte de la historia de lo que ya es leyenda en nuestra isla”.